viernes, 1 de febrero de 2019

SEXO EN EL EMBARAZO


El embarazo es una de las experiencias más hermosas de la vida, que las mujeres pueden experimentar.

En la mamás primerizas existen una y mil dudas con respecto a lo que sucede en su cuerpo al experimentar los cambios que se van presentando, dudas que se incrementan por los comentarios recibidos de la familia y amigos, algunos ciertos, otros mitos alimentados por el entorno cultural.

Es por eso sumamente importante acudir a un profesional de la salud que sea capaz de aclarar todas las interrogantes que surjan y llevar el control del embarazo.

Entre esas muchas dudas, la sexualidad es un punto de vital relevancia que causa gran inquietud. Sin embargo, a pesar de ello, no se le da la atención debida, tanto por la paciente como en ocasiones por el mismo médico, ya sea por pudor de la futura mamá o porque el médico se enfoque únicamente en la gestación y omita la relación de pareja.

Una mujer con un embarazo de bajo riesgo, es decir que no tenga complicaciones que pongan en peligro al bebé, puede tener relaciones sexuales hasta unos días antes del parto sin ningún problema, siempre y cuando ella esté receptiva. De hecho, existe una gran probabilidad de que la relación sexual sea más placentera, pues en el área pélvica se incrementa la vascularidad y tiene más riego sanguíneo, aumentando así la sensibilidad.

Puede existir el temor que durante el acto sexual el bebé sea lastimado, pero esto es completamente erróneo, ya que  durante la penetración, el pene se encuentra en la vagina y no llega al bebé. En todo caso, lo más adecuado es buscar una posición que impida el roce del vientre de la madre con su pareja.

Cabe hacer énfasis que  el tener relaciones sexuales durante el embarazo, sobre todo en el tercer trimestre, ayuda a la autoestima de la mujer, quien por el proceso de gravidez ha presentado cambios físicos, pero al estar en intimidad con su pareja puede experimentarse más  amada y deseada, lo cual  le ayuda a estar mejor emocionalmente.

¿Cuándo no se deben tener relaciones sexuales durante el embarazo?

Esto es algo que el médico debe determinar acorde a las condiciones de salud  de cada paciente.  Entre  dichas condiciones, las más comunes que se presentan son:

-Sangrado Vaginal

-Infección en los genitales

-Infecciones urinarias

-Placenta previa

-Desprendimiento de placenta

-Amenazas de aborto

-Amenazas de parto prematuro

-Incompetencia istmo cervical

-Embarazo múltiple

-Miomatosis uterina con embarazo


La causa más común de amenazas de aborto son las infecciones urinarias asintomáticas y las infecciones vaginales. En la actualidad es común que las mujeres se rasuren por completo el área púbica y genital para eliminar el vello, sin embargo, esto es una práctica inadecuada, pues el vello protege al área genital de infecciones.

De igual manera, hay parejas que acostumbran tener sexo anal y vaginal. Esta es otra práctica inadecuada, pues existe un alto riesgo de contaminación por bacterias intestinales que provocan infecciones graves en la vía genital.

Sin embargo, si por indicación médica o factores de riesgo se contraindican las relaciones sexuales, se pueden buscar alternativas como abrazos y caricias que permitan esa intimidad y cercanía de la pareja. Este vínculo afectivo, permite transmitir al bebé en formación bienestar que le brinda un adecuado desarrollo in útero.

Recordemos que al acto sexual es una demostración importante de amor en las parejas, pero no es la única manera de experimentar pertenencia. Por tal motivo, es recomendable que el futuro padre acompañe a la mujer a las consultas prenatales, que escuche los latidos del corazón del bebé, que perciba sus movimientos, que participe activamente en la consulta externando sus dudas, escuchando atentamente las indicaciones médicas y estando a su cuidado en casa, conociendo también sobre la lactancia materna y aprendiendo juntos los cuidados para el nuevo integrante de la familia.

El puerperio, tiempo posterior al parto, tiene una duración aproximada de mes y medio, tiempo en el cual se recomienda no tener relaciones sexuales, ya que las infecciones genitales y la dispareunia (coito doloroso) pueden estar presentes por la episiotomía (corte realizado por el médico en el área vulvar al momento del parto para evitar los desgarros en los partos naturales) así como por la flacidez del útero posterior al evento obstétrico.

Después de todo lo anterior citado, concluyo diciendo que las relaciones sexuales en el embarazo son una práctica adecuada e incluso benéfica para la futura mamá, por lo que la recomiendo siempre y cuando no existan complicaciones durante la gestación  o contraindicación ordenada por el médico.

Recuerda mamá que cada nuevo hijo es una nueva experiencia, así que no dudes en preguntar a tu médico cualquier duda que tengas con respecto a tu embarazo.


Dr. Carlos P. Baquedano Villegas
Especialista en Medicina Familiar

Cancún, Q. Roo, México. Enero del 2019








miércoles, 2 de enero de 2019

LOS ESTRAGOS DE FIN DE AÑO

Fin de año, tiempo de múltiples fiestas, celebraciones, motivo de reuniones, convivios y demás. Y junto con estos festejos vienen también los excesos, tanto de comidas y postres como en la ingesta de alcohol y bebidas azucaradas.

En medio de la alegría que la convivencia nos genera, olvidamos  los buenos hábitos alimenticios y el cuidado de la salud, y no importa si añadimos unos kilos extra y aumento de tallas a nuestro cuerpo, bajo el argumento que la ocasión lo amerita. Sin embargo, esta situación se torna más delicada para aquellos que sufren alguna enfermedad crónico degenerativa como puede ser diabetes,  hipertensión arterial o  cardiopatías entre otras, pues olvidan que las enfermedades no se toman vacaciones ni se les puede aplicar el modo avión (como el que se aplica al celular para que siga funcionando sin consumir datos), condicionando que este descuido les provoque desajustes en su enfermedad y en consecuencia surjan  complicaciones.

Los atracones (comer en exceso en cada comida) son comunes en estas épocas, condicionados por la abundancia y por el cariño que las familias y amigos se demuestran cuando comparten con insistencia y amor lo que han preparado.

Como todos sabemos, en nuestra sociedad es parte de la cultura del festejo, que la bebida y la comida no falten, y nos organizamos para compartir la mesa, ya sea de una manera formal o bien, informal con botanas y refrescos. Y las fiestas de fin de año son la ocasión perfecta para convivir y compartir.

Dichos festejos se convierten en un factor amenazante para la salud debido a que además de las cantidades de alimentos y bebidas que se consumen, también influye la periodicidad.

¿Qué es esto? La frecuencia con que estas reuniones se realizan. En fin de año tenemos varios motivos para festejar, y ese mismo objetivo es con la familia, los distintos grupos de amigos, compañeros de trabajo o escuela, y así  las reuniones pueden ser tan frecuentes que incluso la agenda queda saturada de compromisos sociales, pues en estas fechas no importa si es entre semana o fin de semana, hasta a diario podemos celebrar con unos y otros.

¿Es malo? Por supuesto, ya que nuestro cuerpo no está preparado para desechar todas las toxinas generadas por los excesos ni quemar las calorías acumuladas, traduciéndose en aumento de peso, acumulación de grasa no sólo abdominal sino también en vísceras internas como el hígado y el corazón, con el incremento en consecuencia de los niveles séricos de colesterol y triglicéridos en la sangre.

Es en esta época cuando los servicios de urgencias y consulta externa en las clínicas presentan un incremento en la atención  de enfermedades digestivas como gastritis, enfermedad por reflujo gastroesofágico, dispepsia, colitis, pancreatitis, indigestión, diarreas ocasionadas por hipersensibilidad a los alimentos, estreñimiento y constipación, presencia de hemorroides y otras enfermedades que pudiesen presentarse.

La ingesta de medicamentos de libre venta para la indigestión presenta un incremento en su demanda, incluso, porque la secretaría de salud así lo permite en nuestro país, los medicamentos  de empleo delicado para control de enfermedades digestivas, presentan un incremento en sus ventas.

Es inevitable sustraerse del festejo (los que tienen la fortuna de tenerlo). Sin embargo,  no se debe perder de vista la importancia del cuidado en la cantidad y calidad de alimentos. Y me refiero a calidad con los alimentos altamente condimentados, grasosos, azucarados e incluso a los alimentos de días previos (recalentados), los cuales se pueden descomponer por manejo inadecuado o mala refrigeración de los mismos.

La ingesta de alcohol merece mención especial. Es bien sabido por todos que el consumo de grandes cantidades condicionan silentes problemas de salud, que se traducen en enfermedades hepáticas con el paso de los años. Sin embargo, el exceso de consumo de alcohol en un solo evento, puede condicionar congestión alcohólica, misma que se refleja en pérdida del estado de conciencia, deshidratación, hipoglucemia, hipotensión arteria y muerte. Esto es condicionado por la incapacidad que presenta el hígado de eliminar el alcohol cuando se ingiere en exceso, de forma rápida por períodos prolongados. La congestión alcohólica puede ser tan grave que incluso provoca la muerte al individuo que la sufre.

Con lo anterior, nos podemos dar cuenta  que el exceso de alimentos y bebidas común en las épocas de fin de año, es completamente dañino para nuestra salud.

Pero los festejos han terminado y el año nuevo nos da la oportunidad de revertir todas las agresiones al cuerpo, por lo que les doy los siguientes consejos:

Sube a una báscula y entérate cuántos kilos has aumentado. Si no has subido de peso, felicidades, de lo contrario pues este es el mejor momento para iniciar un programa que te permita bajar de peso. Haz ejercicio, come sanamente y si te es factible, acude a un profesional para que te ayude en esto. Lo más adecuado es acudir con un médico que se especialice en este tipo de situaciones (control de peso) o con un nutriólogo, pero teniendo en cuenta que los nutriólogos NO ESTAN AUTORIZADOS para recetar u otorgar medicamentos, si así lo hicieran, duda del profesionalismo de este Licenciado en Nutrición. Los médicos nos apoyamos en los nutriólogos, pero los nutriólogos no son médicos.

Evita las dietas milagro. Por lo general este tipo de planes alimenticios dan resultados efímeros o son ineficaces. Otro error es dejar de cenar u omitir alimentos, ya que el cuerpo lo interpreta como una carencia volviendo más lento el metabolismo imposibilitando perder peso e incluso subiendo más con el paso del tiempo. Mención aparte merecen los productos milagro que ofrecen resultados sin cambiar hábitos alimenticios o sin hacer ejercicio. Habitualmente se venden estos productos con modelos de cuerpo escultural que distan mucho de los resultados que en realidad se pueden obtener. Los laxantes y diuréticos, no sirven para bajar de peso.

El ejercicio es indispensable para poder bajar de peso. De nada sirve tener un adecuado plan alimenticio si no se hace ejercicio. Se recomienda una rutina de ejercicio de 20 a 30 minutos de forma continua. Conforme se va teniendo mejor condición física, se puede incrementar la intensidad y el tiempo del ejercicio.

El agua es vital para poder bajar de peso. Los adultos deben tomar de 1 a 3 litros de agua al día. De igual manera, es necesario dejar de consumir refrescos y jugos embotellados, néctares y jugos concentrados, así como aguas y bebidas preparadas con azúcar. Así también, las bebidas deportivas no son recomendables como ingesta diaria o durante el ejercicio. Este tipo de bebidas son para usarse en deportes de alto rendimiento.

La disciplina y el compromiso con uno mismo son los elementos indispensables para conseguir los objetivos planeados.

Recuerda ponerte en mano de los expertos para conseguir los mejores resultados.

Dr. Carlos P. Baquedano Villegas
Especialista en Medicina Familiar

Cancún, Quintana Roo, México. Enero del 2019



¿Fiesta próxima? CARUDA Canta y Baila te pone la música


sábado, 1 de diciembre de 2018

LESIONES Y DELINCUENCIA

En los últimos tiempos, he visto con gran sorpresa y estupor a pacientes que acuden a consultar con lesiones importantes recibidas  al momento de ser víctimas de la delincuencia.

Los robos han existido en todos los tiempos, sin embargo ahora podemos observar que cada vez más violentos en nuestra entidad. Tal pareciera que la premisa es primero dañar y luego robar.

Como en la selva lo hacen los depredadores al atacar a las presas más débiles, en la actualidad los delincuentes no tienen el menor recato en robarle a ancianos, embarazadas y niños. Primero agreden y luego roban.

¿Por qué está sucediendo esto? La explicación puede estar relacionada con lo siguiente: La Encuesta Nacional del Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco 2016-2017 reveló que el consumo de drogas aumentó en México un 47% en los últimos años entre la población de 12 a 65 años de edad, esto quiere decir que se ha incrementado el número de adictos a drogas prohibidas y legales. Al aumentar la drogadicción, aumenta en consecuencia la delincuencia por la necesidad de conseguir dinero rápido para poder sostener la adicción.

De igual forma, las redes sociales se han vuelto una escuela de delincuencia y muestran a la violencia como algo habitual, un modelo a seguir que rebasa muchas veces lo que se nos ofrece en ficción en las películas y series.

La delincuencia es un problema en el que intervienen muchos factores sociales, económicos  y políticos. Nosotros podemos contribuir a prevenir ser víctimas del delito y en consecuencia de las lesiones que se puedan derivar de este.

En líneas anteriores mencioné que en la actualidad los grupos más débiles de la sociedad están siendo atacados. Esto sucede porque no existe la cultura de la prevención y los niños y ancianos no se imaginan de que puedan ser agredidos por delincuentes (sobre todo si nunca han sido víctimas de violencia), aunque esta  falta de cuidado no es exclusiva de ellos, ya que los adolescentes e incluso algunos adultos jóvenes andan en la calle sin ningún tipo de precaución, exponiéndose a ser objeto de un asalto, secuestro o violación.

Por lo anterior es importante tener en cuenta las siguientes observaciones:

No camines solo a altas horas de la noche. Si es necesario andar en la calle, preferentemente lo debes hacer acompañado de otras personas. Sin embargo recuerda que puedes ser víctima de un delito en cualquier horario.

Evita pasar por lugares alejados de la gente, como lo pueden ser zonas con vegetación extensa, lotes baldíos o predios abandonados.

Ser ostentoso es atractivo para los delincuentes, así que evita usar alhajas de alto valor o excesivas en cantidad.

No utilices tu celular mientras caminas. Esto puede hacer que te distraigas además de alertar a los ladrones de que tienes un celular. Lo mismo sucede cuando se utilizan audífonos mientras estás en la calle, por lo mismo previamente mencionado. Es recomendable memorizar cuando menos 2 números telefónicos de personas conocidas. En la actualidad, los teléfonos inteligentes únicamente nos muestran el nombre de nuestros contactos y al no ver o marcar el número, evitan que nos los aprendamos de memoria.

Pon tu cartera en un lugar que no sea visible. Recuerda que la ocasión hace al ladrón. Evita sacar tu dinero en medio de la gente, mucho menos contarlo en frente del público. Así mismo, no pongas en el asiento del auto tu bolso o mochila y si tienes que bajarte no lo dejes dentro del auto. Tampoco dejes aparatos electrónicos que tenga pilas de litio. Los delincuentes utilizan escáneres para detectarlos, poniendo así la integridad de tu auto.

Cuando acudas al cajero automático, acude acompañado, no lo hagas de noche y evita los cajeros solitarios. No te distraigas, mira para todos lados y asegura de retirar tu tarjeta del cajero, no la pierdas de vista. No aceptes ayuda de extraños ni platiques con nadie mientras haces tú transacción.

Planifica tu salida. Calcula la cantidad de dinero que necesitaras y no lleves dinero de más. Con respecto a tus tarjetas de crédito o débito, no las lleves todas si tienes varias. Se previsor y guarda alguna cantidad extra de dinero en un lugar que no sea tu cartera en caso de emergencia.

Cuando te asalten, no pelees ni forcejees con el delincuente, vale más la vida que lo material. Los ladrones pueden estar drogados o nerviosos lo que condicionará que te lastimen más de la cuenta. Si no sabes estrategias de defensa personal, lo más adecuado es tratar de huir, cuando hagas esto, realízalo gritando. No grites si el agresor está cerca de ti, esto puede hacer que seas agredido. En caso de recibir golpes, cúbrete la cara y el cuello con los brazos.

Cuando vayas a fiestas, no bebas en exceso. Estar alcoholizado te vuelve vulnerable. En case de haber bebido más de la cuenta, pide a un familiar o amigo te lleve a casa. El conductor designado es una buena opción.

Al subir a un taxi, primero debes ver el número económico del auto, fíjate que el operador tenga uniforme y que el coche esté vacío. No subas a un taxi que lleva pasajero (mucho menos si va en el asiento de atrás, ya que te puede amagar fácilmente) ni permitas que lleven a personas desconocidas junto contigo.

Si conduces tu auto, hazlo con los cristales arriba. Será mucho más fácil que te asalten si llevas los cristales abajo.

En caso de recibir heridas, evita que sangren. Las heridas de la cabeza son muy sangrantes porque el cuero cabelludo es muy vascularizado. Con un trapo, pañuelo o ropa, haz compresión en la herida hasta que seas atendido en un servicio médico. No apliques sustancias como café o violeta de genciana a las heridas. Una herida que permanece abierta por más de 6 horas, está potencialmente infectada y ya no se puede suturar. Por tal motivo, acude lo más pronto posible a un servicio médico para ser valorado, aunque pienses que es una herida leve no dejes de asistir, pues durante el asalto existe una descarga de adrenalina y cortisol que pueden enmascarar la gravedad de las lesiones.

En caso de que las lesiones sean de gravedad, es importante que el lesionado permanezca inmóvil en donde se encuentra  hasta que los servicios de emergencia y paramédicos se hagan cargo de la situación. Se puede causar más daño cuando se intenta movilizar sin conocimiento de primeros auxilios a un lesionado.

Todos somos susceptibles de ser víctimas de la delincuencia, sin embargo, sin caer en histeria o pánico, es importantes estar alertas.

Dr. Carlos P. Baquedano Villegas
Especialista en Medicina Familiar

Cancún, Q. Roo, México. Diciembre del 2018


http://carudacantaybaila.blogspot.mx/" target="_new">¿Fiesta próxima? CARUDA Canta y Baila te pone la música

jueves, 1 de noviembre de 2018

MITOS EN LA SALUD

Durante el desarrollo de la consulta es común escuchar afirmaciones con respecto a la salud que distan mucho de la realidad, pero que pueden afligir a los pacientes de una manera significativa y a la vez, innecesaria.
A continuación menciono algunos de los mitos más comunes en medicina.

Comer huevo, tomate o frijol infecta las heridas.

Cuando un paciente recién ha sido sometido a una cirugía, tiene una herida o se encuentra en el puerperio (período posterior al parto), es común que se restrinja la ingesta de alimentos como huevo, frijol o tomate ante el riesgo de que la herida se infecte o no cicatrice.

Esto es totalmente falso, pues no existe  relación alguna entre el proceso de cicatrización y el  tipo de alimentos que se consuman durante el mismo. Por el contrario, el no alimentarse correctamente y de una forma balanceada, puede condicionar una disminución en el estado inmunológico por debilitamiento.

Cerveza y lactancia

Una de las dudas más comunes durante el período de amamantamiento es si se puede consumir alcohol o cerveza.

El alcohol puede llegar a la leche a través de la sangre y ser consumida por el bebé, por lo que no es recomendable su consumo durante la lactancia. Una cerveza o un vaso de licor, contienen la misma cantidad de alcohol, así que ninguno es menos inocuo que el otro.

De igual manera, se tiene la creencia de que la cerveza estimula la producción de leche en las mamás recién paridas, situación que no es cierta. Misma creencia se tiene para los atoles como productores de leche materna, la cual también es falsa. Los atoles (al igual que la cerveza) no producen más leche, pero si favorecen que la mujer no  recupere su peso después del parto, e incluso pueda incrementarlo.

La lactancia previene embarazos

La lactancia inhibe la menstruación en las mujeres. Sin embargo,  la ausencia de la menstruación no inhibe el proceso de ovulación, por lo que una mujer que está lactando se puede embarazar. Es por ese motivo, que muchas veces hay embarazos inmediatos después de un parto incluso sin que la mujer se dé cuenta. El común denominador de esta situación es ver a mujeres embarazadas con bebés aun en brazos.

Coito interruptus como buen método de prevención de embarazos

El Coito Interruptus o Coito Interrumpido, es una práctica que consiste en  retirar el pene de la vagina momentos antes de la eyaculación durante el acto sexual. Tiene un fallo del 18% al 25%, lo que significa que existe posibilidad de 1 embarazo por cada 4 veces que se practica. Por todo lo anterior puedo aseverar que no es un buen método de planificación familiar, además de que su práctica no previene enfermedades de transmisión sexual.

Teñirse el cabello durante el embarazo

El teñirse el cabello es una práctica que no se recomienda se realice durante el embarazo o al menos en el primer trimestre, pues aunque el tinte no llega al bebé de alguna forma, si debilita el folículo piloso de por si debilitado por el mismo embarazo.

Gorras y sombreros causan calvicie

Se dice que cuando los jóvenes y adultos usan gorras o sombreros de forma constante, su uso puede provocar calvicie. Esto es totalmente falso, pues la calvicie se produce en los varones por un proceso destructivo de la hormona dihidrotestosterona, por lo que se puede usar este tipo de accesorios sin restricciones con la total certeza de  que no son causantes de calvicie.

Mezclar pescado y leche causa vitiligo

En el lugar donde crecí, era muy común que la gente dijera que no era adecuado comer pescado junto con leche debido a que causaba mal de pinto (nombre que se le da al VITILIGO o LEUCODERMIA). De hecho, en muchas partes del mundo, existen recetas de cocina en las cuales se mezclan estos dos productos.

Los sustos o disgustos causan de diabetes

Cuando se hace diagnóstico de Diabetes por primera vez, es común escuchar la pregunta de que si la causa de esta enfermedad fue producida por un susto o disgusto previo. La respuesta categórica es que no tienen nada que ver este tipo de emociones con la aparición de la Diabetes. La diabetes tiene un origen multifactorial, sin embargo, las emociones no están relacionadas con su aparición.

Donar sangra hace engordar al donante

Donar sangre, ni engorda ni adelgaza. Puede suceder que después de la donación se experimente hambre como una forma de obtener energía, ante lo cual  el organismo recupera la sangre extraída en breves minutos. Por tal motivo, no utilices el donar como un justificante por subir de peso, ni tengas temor de realizar donaciones sanguíneas. Regala vida con la donación.

Tronarse los dedos de las manos causa artritis

Algunas personas, tienen la costumbre de causar ruidos con las articulaciones de los dedos de las manos como un mecanismo de desestrés o por hábito. asimismo es común escuchar una reprimenda de los abuelitos y papás al hacerlo, bajo el argumento de que esta práctica causará Artritis Reumatoide. Esta enfermedad es de tipo autoinmunes (el cuerpo se ataca así mismo) y no está condicionada por este tronarse las articulaciones.

Piojos por cabello sucio

Se piensa que el padecer pediculosis es sinónimo de mala higiene, concepto totalmente erróneo, pues los piojos no distinguen entre cabello limpio o sucio. No importa el estrato social, la posición económica, la edad, el género, cualquiera puede padecer esto ectoparásito en cualquier momento de su vida.

Sarna de perros contagiada por perros

La escabiasis o sarna humana, es exclusiva del ser humano. Se contagia de humano a humano a través de contacto directo o fómites. Los animales, específicamente los perros, no contagian esta patología a las personas con las que conviven.

Las mascotas son la mejor compañía del ser humano

En algunas ocasiones las mascotas vienen a suplir la carencia de afectividad que algunas personas pueden experimentar. Sin embargo, las mascotas son causa o desencadenante de enfermedades como el asma, rinitis alérgica, toxoplasmosis, infecciones de piel, larva migrans, entre otras patologías. Se recomienda que no cohabiten en los mismos lugares y recordemos que las mascotas no son juguetes.

Y así como éstos, los mitos sobre cuestiones de salud son muchos y dependen de la zona geográfica.

Si existen dudas sobre la salud, lo recomendable es acudir con profesionales en esta área que pueden aclararlas todas

Dr. Carlos P. Baquedano Villegas
Especialista en Medicina Familiar

Cancún, Q. Roo, México. Noviembre del 2018





¿Fiesta próxima? CARUDA Canta y Baila te pone lamúsica


lunes, 1 de octubre de 2018

VEJEZ

Una de las etapas de vida a la que no todos los seres humanos llegan es la vejez. También conocida como ancianidad, senectud o etapa del Adulto Mayor o tercera edad.

Es común que las personas empleen como sinónimo el concepto  de anciano y senil, aunque no son iguales, ya que el anciano o adulto mayor es todo ser humano a partir de los 60 o 65 años según el país en donde viva, mientras que la senilidad es un estado patológico en el cual el ser humano ha perdido en mayor grado las facultades físicas, sociales, intelectuales o psicológicas que debe tener de acuerdo a su edad.

En algunas culturas, los ancianos son un elemento muy importante en sus estratos sociales, respetados y cuidados al grado tal que son los encargados de tomar las mejores decisiones o emitir consejos para el adecuado funcionamiento de las comunidades.

En los países industrializados, el anciano pasa a ser una carga para el resto de la de la familia y la sociedad, pues al haber perdido capacidades físicas dejan de ser altamente productivos, por lo que se van rezagando en la cadena de producción de bienes e insumos. 

De igual manera, esta disminución en las actividades físicas genera necesidad de atención y apoyo por parte de los más jóvenes de la familia, quienes al encontrarse en una edad altamente productiva, no tienen tiempo o posibilidad de otorgar estos cuidados que los adultos mayores necesitan. Es así cuando la vejez se convierte en una carga para los demás miembros de la familia.

De acuerdo a cifras otorgadas por el INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), en México, la esperanza de vida ha aumentado considerablemente; en 1930 las personas vivían en promedio 34 años; 40 años después en 1970 este indicador se ubicó en 61; en el 2000 fue de 74 y en 2016 es de 75.2 años. Al 2010 este indicador fue de 77 años para mujeres y 71 para los hombres, en 2016, se ubicó en casi 78 años para las mujeres y en casi 73 años para los hombres.

Este envejecimiento de la población significa también mayores cargas para las instituciones de salud públicas así como para las familias que tienen integrantes longevos.

Los adultos mayores, son ancianos pero no tontos, y se dan cuenta de la violencia a las que se les somete cuando se les trata como una carga pesada o como algo estorboso. Este fenómeno recibe el nombre de VIOLENCIA SENIL y es un gran problema contemporáneo y adquiere importancia porque en algún momento de su vida, las personas geriátricas son víctimas de este tipo de violencia, misma que se manifiesta de forma física, emocional, económica, verbal e incluso sexual.

En consecuencia, el anciano al darse cuenta de su condición, cae en un estado depresivo como consecuencia de no poder  defenderse y a la vez tener que ser dependiente del resto de la familia. También, este es un fenómeno que adquiere dimensiones interminables, pues es una silente enseñanza a los niños con respecto al trato que reciben los ancianos por parte de sus familiares, creando así un patrón de conducta repetitivo.

Sin embargo, esta situación no se puede generalizar. Existen familias en las cuales los adultos mayores son una gran fortaleza y apoyo. Abuelos que cohabitan con sus hijos y comparten obligaciones en las labores del hogar, el cuidado de los nietos e incluso son un gran soporte para la economía familiar cuando han logrado un buen estatus económico o una pensión que alcance para vivir digna y decorosamente. Todo va a depender de la capacidad física o psicológica de los adultos mayores. A su vez, se da el caso de familias con alto sentido humanista que atienden a sus ancianos con amor, paciencia, cariño y respeto a  la dignidad de los mayores.

Habitualmente en estas familias existe un patrón de conducta generacional que propicia se repita de forma cíclica el cuidado de los ancianos. Son gente buena, con altos valores y principios, que fueron criados por buenos padres, quienes a su vez enseñaron  tácitamente el cuidado a los adultos mayores.

Con respecto a este tipo de familias, sucede un fenómeno recurrente: Se deja toda la carga del familiar senil (el que ya tiene problemas de salud) en un solo miembro de la familia. Esto a la larga puede causar estrés en el cuidador y condicionar VIOLENCIA SENIL en el anciano.

Desde que nacemos, por un proceso natural, empezamos a envejecer. Sin embargo, el ser humano en muy pocas ocasiones piensa en su ancianidad. Bajo la premisa de que nadie tiene la vida asegurada, muchos se dedican al hoy sin tomar acciones previsoras para el día de mañana.

No se piensa que en algún momento seremos adultos mayores, que nuestra vitalidad disminuirá y que no podremos obtener recursos económicos con facilidad. Que el cuerpo envejecerá y que dependiendo de nuestros antecedentes patológicos heredofamiliares y del cuidado que le otorguemos a nuestro organismo desde las etapas tempranas de nuestra vida (niñez, adolescencia y adultez) tendremos en consecuencia un estado de salud que nos disminuya aún más esa capacidad económica, nos generará gastos por la compra de insumos (medicamentos, ropa y calzado especiales, pañales, aparatos ortopédicos, etc.)

Son los excesos y las condiciones de vida los que dañan de una forma más rápida el estado de salud del ser humano. Los más comunes son los malos hábitos alimenticios que generan obesidad o desnutrición, el consumo de drogas permitidas (tabaco, alcohol) o no permitidas, el sedentarismo, el ejercicio mal realizado, el tipo de actividad laboral realizada, enfermedades crónicas desde tempranas etapas de vida. Todo lo sembramos en nuestro cuerpo lo cosechamos tarde que temprano. Si tenemos una vida metódica, tendremos una vejez saludable como consecuencia.

Los ancianos son parte de nuestra vida, de nuestro desarrollo, de nuestra historia. Como parte del rol familiar es importante cuidarlos, protegerlos, amarlos. Es una enseñanza a nuestros hijos que el día de mañana tendrán está encomienda, misma que realizaran como les enseñemos hacer.

Si tus familiares ancianos viven solos, no les llames preguntando ¿necesitan algo? Recuerda que aunque mayores, tienen dignidad y probablemente te dirán que no necesitan nada. Visítalos con frecuencia, háblales por teléfono todos los días, escucha pacientemente sus repetitivas historias. No les condiciones el apoyo como cuando les das dinero diciendo: pero no se lo vayas a dar a mi hermano o hermana. Si ya se lo obsequiaste, qué importa a quien ellos se lo den.

Hace unos días, una paciente adulto mayor que vive sola me confío en el desarrollo de su consulta que lo que más le alegraba era escuchar la voz de sus hijos al llamarle. Sin embargo, a veces pasaban días sin que el teléfono suene, lo que le hacía pensar si los creció de forma correcta o qué hizo mal para que sus hijos se olviden de ella.

Termino el presente escrito citando unas palabras de mi difunto padre quien me decía: cuando quieras demostrar amor a alguien, en vida hermano, en vida. De nada sirve llorar sobre un ataúd diciendo te amo, perdóname. Es en vida hermano, en vida.

Dr. Carlos P. Baquedano Villegas
Especialista en Medicina Familiar

Cancún, Q. Roo México. Octubre del 2018

Recomendaciones:




sábado, 1 de septiembre de 2018

CALVICIE

Para la gran mayoría de la personas la pérdida del cabello es un problema con tintes de tragedia. Sin embargo, la alopecia o calvicie es algo que inevitablemente tenemos que afrontar los seres humanos conforme vamos envejeciendo. Situación que es más común en los varones aunque se puede presentar en ambos géneros.

La pérdida de cabello puede afectar la autoestima del individuo y de igual forma es víctima de Bullyng o chistes de mal gusto. Por tal motivo, se recurre a cuanto remedio casero o plan terapéutico se tenga acceso para evitar la caída del cabello o la recuperación de este.

¿Para qué le sirve el cabello al ser humano?

El pelo de la cabeza mantiene el calor corporal de esta y le proporciona al cráneo cierta protección contra los golpes. Los rubios y pelirrojos tienen menos pelo que aquellos que lo tienen oscuro. Mientras más color tenga el cabello, más pelo se tiene.

En la cabeza hay alrededor de 75,000 a 150,000 cabellos, aproximadamente de 250 pelos por centímetro cuadrado en el cuero cabelludo. Cada día, perdemos entre 50 y 80  cabellos que son sustituidos por nuevos cabellos, con una vida media entre los 2 y los 7 años. Cada folículo piloso produce un cabello nuevo que crece en ciclos sucesivos antes de caerse.

El ciclo de vida del cabello se divide en tres fases: Anágena, Catágena y Telógena.

Cada cabello crece de un folículo piloso y cada folículo piloso tiene su propio ciclo de vida. Esto significa que cada cabello crece independiente del resto de cabellos. Si todos los folículos pilosos estuvieran sincronizados, el cabello crecería o se caería al mismo tiempo. 
El periodo en el que el cabello crece se llama fase Anágena. Dura de 1 a 4 años y el crecimiento aproximado del pelo es de 1 cm por mes. Este dato es importante, pues nos permite calcular en enfermedades como la pediculosis, cuánto tiempo se lleva de infestación. El piojo deposita sus huevos (liendres) al ras del cuero cabelludo, y si existe una distancia de 1 cm entre la liendre y el cuero cabelludo podremos deducir que lleva aproximadamente 1 mes de infestación.

Existen casos en los que se ha reportado que el cabello sigue creciendo en las personas fallecidas, pues al momento de exhumarlos se observa más cabello  que al momento de enterrarlos ¿Esto es real? La respuesta es no y la explicación es la siguiente: Al morir, las células del cuerpo se deshidratan y poco a poco se van deshaciendo, por lo que el pelo enterrado en el cuero cabelludo queda expuesto y asemeja un crecimiento del mismo. De tal manera que el pelo no crece después de la muerte. Misma situación se puede aplicar a las uñas.

La segunda fase se llama fase Catágena,  dura de 2 a 3 semanas. Es el final de la fase de producción de la fibra capilar. En esta etapa el cabello deja de crecer y permanece en esta fase durante unas semanas antes de pasar a la siguiente fase.

La fase Telógena, que corresponde al periodo de descanso. En esta etapa, cabello ya no crece pero permanece unido al folículo durante aproximadamente 3 meses. Después de este periodo, el pelo se cae cuando nos lo lavamos o lo cepillamos. 

Existen varios tipos de alopecia:

-ALOPECIA ANDROGÉNICA O ANDROGENÉTICA. Es la más común de todas, suele presentarse en los varones (aunque también lo pueden sufrir mujeres) y su causa está en la acción agresiva de la hormona dihidrotestosterona, que se traduce en el daño de los folículos responsables del crecimiento del cabello, lo que debilita a estos folículos los cuales producen menor cantidad de cabello y a su vez, de menor calidad.

Quienes padecen alopecia androgénica ven cómo sus cabellos son cada vez más delgados y débiles, hasta que los folículos terminan por desaparecer. Si bien el proceso puede comenzar incluso en la adolescencia, los efectos de la calvicie comienzan a ser notorios a partir de los 30 o 40 años de edad, aunque varones con predisposición genética se salvan. Esto quiere decir que si tú en familia existe calvicie, en algún momento de tu vida, padecerás esta situación.

-ALOPECIA DIFUSA. Es originada por la pérdida progresiva y generalizada del cabello que no llega a producir calvicie total Es causada por mala alimentación o enfermedades así como por el uso de medicamentos citotóxicos como lo son los utilizados en la quimioterapia.

-ALOPECIA AREATA. Se caracteriza por la pérdida del cabello en forma de parches redondos. No tiene una causa exacta pero se trata de una inflamación del área del folículo piloso.

-ALOPECIA CICATRICIAL. Es la calvicie que se produce como resultado de la malformación, daño o destrucción de los folículos pilosos

-ALOPECIA TRAUMÁTICA. Es causada por traumatismos físicos. Vienen provocadas por someter al cabello a tracciones repetidas o peinados tensos como trenzas o moños, entre otros.

-FOLICULITIS DECALVANTE. Es una inflamación destructiva y supurativa que se caracteriza por la aparición de brotes de pústulas que se extienden progresivamente de un cabello a otro a lo largo del cuero cabelludo.

Existen mitos como aquel que dice que el que usa gorros o sombreros de forma frecuente pierde rápidamente el cabello, también se dice que cortarse el cabello sirve para que te salga más, pero como mencioné, son solo mitos.

Luego entonces, ¿Qué podemos hacer?

Desafortunadamente la calvicie es un camino a donde la gran mayoría llegaremos tarde o temprano, unos más que otros. Sin embargo es válido utilizar todos los remedios que se encuentren a nuestro alcance pero evitando ser víctimas de charlatanes y remedios milagro.

De todos los tratamientos existentes, el único que realmente funciona es el injerto quirúrgico del cabello, pero tiene el inconveniente de que es muy costoso. Así que lo más recomendable es acudir con un dermatólogo quien individualizará a cada paciente y en consecuencia elegirá el tratamiento más adecuado.

Dr. Carlos P. Baquedano Villegas
Especialista en Medicina Familiar

Cancún, Quintana Roo. Septiembre del 2018.

Recomendaciones:



¿Fiesta próxima? CARUDA Canta y Baila te pone la música